Registran momento en que educadoras de Párvulos calman a niños por balacera cerca de jardín infantil en La Victoria

Un video que registra a educadoras de Párvulos calmando a niños y niñas al ritmo de una canción infantil en un jardín de la población La Victoria – en Pedro Aguirre Cerda (PAC)- en medio de una balacera se hizo viral durante esta jornada.

El día de ayer (jueves) un joven de 19 años falleció producto de un impacto de bala en el mismo hecho que se registra en el jardín infantil.

También te puede interesar:

En el video se puede apreciar a niños entre unos 2 a 5 años, quienes se encuentran recostados en el suelo producto de los disparos que se percutían en el exterior.

Las educadoras de Párvulos para calmar a las niñas y niños, cantaron a coro «conejito arráncate, del malvado cazador. Un conejito blanco durmiendo está, el cazador se acerca lo quiere atrapar. Conejito arráncate», mientras algunos tapaban sus oídos por el ruido de las balas.

Video vía Radio Biobío

«Algo como ayer, no nos había sucedido de tan cerca. Lamentablemente, hemos tenido que hacer estos protocolos. Para nosotros es doloroso, e inquietante. Ojalá nunca lo apliquemos, pero tenemos que resguardar a los niños para prevenir», dijo la educadora en Párvulos del  Jardín Nuestra Señora de La Victoria, Rossani Lagos, a Radio Biobío.

Sobre los protocolos, Lagos señaló que «tenemos que hacer que sea lo más amable (…) No es que ellos sepan, pero lo sienten porque son muy sensibles. Algunos se tapaban sus orejitas para no sentir el ruido, fue fuerte para mis compañeras».

Además, manifestó que muchos de los niños ya son consiente de las balaceras que ocurren en la población. «Ellos no están ajenos al cotidiano, constantemente relatan cosas porque saben que está sucediendo algo que no es normal», complementó.

Finalmente, sostuvo que el jardín infantil forma parte de un grupo comunitario que tiene como finalidad ser red de apoyo y seguridad en la población.

«Es entendible que muchos se quieran ir de la población, porque la consideran como un espacio de riesgo. Pero nosotras creemos que hemos sido bendecidas, porque la comunidad nos apoya y nos reconoce. Tenemos alegrías», cerró.

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *