Cámara Baja aprueba Acuerdo de Escazú y alista su llegada al Senado para su segundo trámite constitucional

La Cámara de Diputadas y Diputados aprobó y despachó al Senado el «Acuerdo de Escazú». La decisión de que Chile se adhiriera al tratado ambiental, fue visada con 105 votos a favor, 34 en contra y tres abstenciones.

Desde el gobierno celebraron el avance legislativo de la medida, la que contó con la presencia de la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas y la titular de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, quien manifestó que «como gobierno estamos realmente contentos».

«Eso es tremendo si recordamos que hace tres, cuatro años, Chile se salió de la ratificación, le había dado la espalda a Escazú, y a dos meses de iniciado el gobierno hemos tenido este amplio apoyo», señaló.

«Quiero agradecer no solo a los parlamentarios del oficialismo, sino que a los de oposición que hicieron esto posible», complementó.

Por otro lado, el diputado y presidente de la comisión de Medio Ambiente, Daniel Melo (PS), valoró la determinación de la Cámara Baja, afirmando que la aprobación «es un gran avance».

«Esperamos que con este avance el Senado también lo apruebe, con el fin de enmendar hechos tan lamentables como la existencia de zonas de sacrificio como se les ha identificado a Tocopilla, Mejillones, Huasco, Coronel, Quintero-Puchuncaví y Til Til, territorios que están gravemente contaminados y en donde se justifica la contaminación en pos de un desarrollo que solo a algunos les llega», enfatizó.

«Esperamos además, que con la aprobación de este acuerdo, la legislación de nuestro país se adecue de forma expedita en torno a la profundización de la información, participación, justicia y democracia ambiental, como también se profundice en la protección de las y los defensores ambientales, ya que Chile no se encuentra exente de la realidad que amenaza a los activistas, quienes colocan en riesgo su vida por proteger el medioambiente, entre ellos, cómo no recordar a Macarena Valdés y Alejandro Castro, quienes perdieron su vida por enfrentarse al mal desarrollo», profundizó.

Cabe destacar que el Acuerdo de Escazú es el primer tratad ambiental de América Latina y el único en el mundo en proteger a activistas y defensores de la naturaleza, y apunta a garantizar el derecho de acceso a información ambiental, la participación pública en procesos de tomas de decisiones ambientales y el acceso a la justicia en materias ambientales.

Hasta la fecha, el Acuerdo de Escazú tiene 24 firmas y 12 ratificaciones, entre las que se encuentra Antigua y Barbuda, Argentina, Ecuador, Bolivia, México, Guyana, Panamá, San Cristóbal y Nieves, Nicaragua, Santa Lucía, las granadinas, Uruguay y San Vicente.

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *