Comisión de Derechos Fundamentales aprobó en general iniciativa sobre el derecho de la propiedad «en todas sus especies y sobre toda clase de bienes»

La Comisión de Derechos Fundamentales aprobó en general la norma en que la Constitución «asegura a todas las personas el derecho de propiedad en todas sus especies y sobre toda clase de bienes», pero que estos «bienes incorporales sólo estarán amparados por este derecho cuando lo determine expresamente la ley».

La iniciativa la impulsaron el Frente Amplio e Independientes No Neutrales y en su votación general obtuvo 23 votos a favor y 10 rechazos. Este proyecto permitiría determinar el modo de adquirir una propiedad, su contenido, sus límites y los deberes que emanan de ella; conforme a su función social y ecológica.

También la norma establece que «los títulos administrativos que habiliten la prestación de servicios de interés general o la explotación de bienes comunes no quedarán amparados por este derecho y se someterán al estatuto que defina la ley, la cual deberá cautelar el interés social y el equilibrio ecológico».

Se visó un inciso, en el mismo proyecto, que indica que «nadie puede ser privado de su propiedad sino en virtud de una ley que autorice la expropiación por una causa de utilidad pública o interés general». Y queda a criterio de esta ley el «justo monto del pago, su forma y oportunidad; y deberá considerar tanto el interés público como el del titular».

Asimismo, consagra que «la persona propietaria podrá reclamar de la legalidad del acto expropiatorio ante los tribunales que determine la ley». La parte relacionada a la expropiación logró el respaldo de 26 constituyentes, una abstención de Elsa Labraña y seis rechazos de los representantes de Vamos por Chile, además de Dayyana González (Coordinadora Plurinacional y Popular).

Por otro lado, sigue pendiente la aprobación de leyes relacionadas a la propiedad indígena. La comisión ha rechazado todas las propuestas relativas a ese punto, pero la votación se reanudó a las 15:00, así que aún está en desarrollo.

Cabe recordar que la aprobación en general implica que se abre un plazo de indicaciones para modificar las propuestas que fueron visadas, y luego estas deben votarse en particular, punto por punto, para que así, si se aprueban nuevamente pasan al pleno de la Convención, donde necesitarán el apoyo de los dos tercios de los constituyentes para que estás normas sean parte de la nueva Constitución.

 

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *