Momentos de tensión en varios locales por cierre de mesas pese a que había electores esperando su turno para votar

Tras el cierre de las primeras mesas instaladas en territorio continental, varios locales de votación continuaron registrando filas de personas dispuestas a sufragar.

Sin embargo y a pesar de lo que indica la normativa, hubo locales de votación en los que se decidió cerrar portones de forma puntual, impidiendo sufragar a quienes se encontraban esperando.

Según el Servel, «posterior a las 18:00 horas, si aún locales de votación cuentan con filas al interior o exterior del local, las mesas de sufragio no podrán cerrar».

En Puente Alto «te quitan el derecho, no nos dejan votar… deberían abrir las puertas, todos queremos votar, es un derecho, los locales están colapsados», señaló un joven elector que quedó fuera de la reja en el colegio Alicante del Sol. La situación se replicó en el colegio San Carlos de Aragón, donde electores golpearon la reja del establecimiento para que los dejen entrar a votar.

En Maipú electores gritaron «queremos votar», en las afueras de local.

La misma situación se vivió en el liceo Juan Gómez Millas de El Bosque, el colegio El Sembrador de Puente Alto, el Marcela Paz de Rancagua y en varios locales de Antofagasta.

En tanto en el Colegio Manquehue, en Vitacura, cerraron a la hora correspondiente pero luego tuvieron que reabrir para dar paso a quienes esperaban con anterioridad.

En la Región Metropolitana, la situación se replicó en el Liceo Manuel de Salas de Ñuñoa.

Y lo mismo en el caso del Centro Educacional de Alta Tecnología de la comuna de San Pedro de la Paz, donde aún se registran grandes aglomeraciones.

El escándalo se desató también en la Escuela Gaspar Cabrales de Valparaíso, justo antes del cierre de mesas del recinto. Decenas de personas se quedaron afuera del lugar de votación, asegurando que nunca escucharon el llamado que se cerrarían las mesas.

«Es un derecho. Los marinos se hacen nada. Nadie salió a gritar que se cerrarían las mesas y estamos parados afuera del colegio. Es un derecho», fue el reclamo de los porteños.

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *