Diputado Amaro Labra cuestiona que Ministerio de las Culturas priorice compra de inmueble sobre ayudas al sector

El diputado Amaro Labra, ex presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara Baja, envió este jueves un oficio al Ministerio de las Culturas, donde solicita que se pronuncie respecto a la potencial compra del Palacio Bruna de Santiago por 7 millones de dólares, en medio de la grave crisis que vive el sector por el confinamiento.

La imposibilidad de realizar espectáculos de teatro o música, así como de abrir los cines o las galerías de arte, ha provocado desempleo y una caída de ingresos entre los miles de trabajadores de la cultura en 2020, que han acusado al Ministerio de no ayudar lo suficiente a los afectados e incluso han pedido la renuncia de la titular de la cartera, Consuelo Valdés.

En el oficio, dirigido a la ministra Valdés, además de su par de Hacienda, Ignacio Briones, Labra cita informaciones de prensa sobre la decisión de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) de vender el Palacio Bruna.

Según varios medios, entre los argumentos que de la CNC para tomar la decisión se encontraron “la situación financiera del sector, lo demandante de las instalaciones de esa sede y lo atractivo del nuevo comprador”. La prensa también informó que el comprador sería un organismo dependiente del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

En cuanto al valor, se informó que el monto de la venta bordea las 176 mil UF, equivalente a US$ 7 millones, y que espera ser resuelta antes del 31 de diciembre de este año.

«Sorprende en el contexto en que nos encontramos, que el Ministerio de las Culturas, Artes y Patrimonio priorice la compra, a través del Servicio Nacional del Patrimonio de un inmueble por sobre el apoyo a las y los trabajadores del sector», señala Labra en su oficio.

«Si bien se comprende la naturaleza histórica y patrimonial del Palacio Bruna, y la relevancia de su resguardo, no deja de tomar por sorpresa que existan aún recursos en el Ministerio que no han sido ocupados a esta altura del año, cuando el mundo de las culturas y las artes sufrió una de sus más grandes crisis económica y social durante el 2020», agrega.

Esta situación se suma al descontento entre las instituciones culturales y de los territorios, quienes durante la propuesta inicial del Presupuesto del Sector Público 2021 veían fuertemente disminuidos sus ingresos, cosa que solo pudo remediarse luego de una larga discusión legislativa durante su tramitación.

En ese marco, Labra solicitó información respecto a la ejecución de gasto de presupuesto 2020 del Servicio Nacional del Patrimonio a la fecha y redistribuciones realizadas durante este año.

Asimismo, pidió el detalle de los términos y acuerdos de la compra-venta del Palacio Bruna, en caso de ser efectiva, así como de la proyección de compra de inmuebles por parte del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y sus servicios asociados, además del estado de visación de la compra-venta del inmueble por parte del Ministerio de Hacienda.

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *